La Quiropráctica me curó los vértigos que padecía desde hacía 30 años

Me llamo Pilar M, y tengo 61 años. Fui al quiropráctico porque sufría de vértigos desde hacía 30 años, de un silbido en el oído derecho, y de un dolor de espalda que describiría como si tuviera un puñal clavado.

Sentía tanta inestabilidad que mi día a día era estar tirada en el sofá y en la cama. No salía sola a la calle y cuando lo hacía creía que la gente pensaba que había bebido alcohol, porque mi cuerpo se balanceaba de un lado a otro. Me sudaban las manos y sentía mucha inseguridad. Me sentía totalmente desanimada, y por momentos prefería morirme que estar así.

Las primeras veces me ocurría de forma esporádica, pero con el paso de los años aumentó la frecuencia hasta padecerlo casi a diario. Tomaba un medicamento para los vértigos (serc) pero cada vez estaba peor, con más vértigos, sudoración y falta de estabilidad en la calle. Me aplicaron masajes terapeúticos en las cervicales, pero aún era peor, los resultados fueron malísimos.

Me recomendaron la Quiropráctica para mis vértigos

 

La dueña del gimnasio al que acudía me recomendó la Quiropráctica como posible solución. Como no sabía nada de la Quiropráctica no me infundía demasiada confianza, pero no tenía nada que perder, así que fui..Y sólo puedo decir que desde entonces mi recuperación ha sido ¡espectacular! Desde el primer ajuste quiropráctico ya noté que no tenía tantos vértigos. Y con el paso de las semanas empecé a sentirme una persona normal. También desapareció, como por arte de magia, mi dolor de espalda.

Ahora, después de ¡30 años!, puedo hacer vida normal: salgo a la calle sin problema y hago gimnasia a diario. Hasta puedo bailar salsa y mambo. Estoy MUY FELIZ, tanto, que ya acuden conmigo mi marido y varios amigos para visitar al quiropráctico con regularidad.

No puedo terminar sin agradecer a la quiropráctica los cambios tan importantes que ha proporcionado a mi vida.

 

* El vértigo es una sensación de movimiento o giros que a menudo se describe como mareo.
El vértigo no es lo mismo que sentirse aturdido. Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.

p

El artículo apareció publicado en el libro Más Años en su Vida y Más Vida en sus Años En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos de la lengua en España.

Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no siempre sea de la del protagonista, puede ser de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Posts recientes

Cómo tratar el TDAH

Cómo tratar el TDAH

Mi eterna pregunta era cómo tratar el tdah de mi hijo. Y la quiropráctica me dió la solución con unos resultados increibles en un corto espacio de tiempo Mi nombre es Molly y he sido paciente de un quiropráctico durante aproximadamente dos o tres meses. Inicialmente...

Quiropráctica de artistas de rock

Quiropráctica de artistas de rock

Trabajar con  artistas de rock me ha hecho experimentar literalmente la columna vertebral de lo que constituye un espectáculo (la iluminación, el montaje y el trabajo físico necesario para una gira de ese tamaño) me impresionó.   Una carrera en el cuidado de la...

¡Mantente en contacto!