Dolores de espalda: No podía caminar erguido

Lloré después de salir de la consulta y «ver» completamente por primera vez el alcance de mis problemas de espalda. No estaba seguro de que pudiera volver a caminar erguido y ponerme completamente derecho, y mucho menos de aspirar a estar sin dolor en mi vida diaria.

 

Dolores de cabeza por migrañas

He sido un defensor de la atención quiropráctica durante años. Empecé a ver a un quiropráctico en la universidad cuando los dolores de cabeza por migraña comenzaron con toda su fuerza. En los años posteriores, he seguido viendo a los quiroprácticos como un medio para ayudarme a controlar las migrañas. Así que siempre me concentré en mi dolor de cabeza y presté poca atención a mis problemas de espalda que empezaba a estar cada vez más deteriorada. Para cuando cumplí los 50 años, tenía una «clara escoliosis» hacia la derecha y un dolor de espalda bastante continuo que afectaba significativamente mi vida cotidiana. Me resultaba doloroso caminar erguido cualquier distancia y ya no me era posible disfrutar muchas de las actividades que hacía antes.

 

Dolores de espalda por escoliosis

Un miembro de la familia me remitió al quiropráctico Dr. Beavers, pero me resistía a cambiar de médico porque estaba viendo a un quiropráctico diferente que me había estado tratando durante varios años. No me di cuenta hasta después de visitar al Dr. Beavers de lo graves que eran mis problemas de espalda.

Después de realizar una evaluación general completa con rayos X y sentarse conmigo para revisar mi estado, el Dr. Beavers recomendó un tratamiento que requeriría compromiso de mi parte. Lloré después de salir de la consulta y «ver» completamente por primera vez el alcance de mis problemas de espalda. No estaba seguro de que pudiera volver a ponerme completamente derecho, y mucho menos de aspirar a estar sin dolor en mi vida diaria.

 

Tratamiento quiropráctico

Una vez que comencé el tratamiento y vi que el Dr. Beavers no usaba sólo la manipulación manual, sino que usaba también un pequeño y divertido instrumento parecido a una pistola que juré que no podía sentir, realmente no pensé que cambiaría mucho. Sin embargo, me comprometí y seguí completamente su plan que incluía visitas diarias por un tiempo.

 

Pude caminar erguido

Ya llevo varios años en el camino del bienestar y llamo al Dr. Beavers “Dr. Milagro” y la mejora en mi salud general y específicamente en la salud de mi espalda es honestamente, increíble. Ahora estoy erguido y puedo caminar, y caminar sin dolor. La frecuencia de mis dolores de cabeza ha disminuido hasta el punto de que solo veo al Dr. Beavers cuando lo necesito. Sé cuándo necesito un ajuste y marca la diferencia de inmediato. De cómo estoy ahora, ¡puedo caminar erguido!, a cuando comencé el tratamiento ¡dista un abismo!, y lo agradezco todos los días cuando camino sin dolor. No tengo palabras para agradecer suficientemente lo que la quiropráctica ha supuesto en mi vida. ¡Es genial!

 


Patti P .

Andar encorvado o agachado puede: 

  • Desalinear tu sistema musculoesquelético.
  • Desgastar tu columna vertebral, haciéndola más frágil y con tendencia a lesiones.
  • Causar dolor en el cuello, hombros y espalda.
  • Disminuir tu flexibilidad.
  • Afectar la forma correcta de cómo se mueven tus articulaciones.
  • Afectar tu equilibrio y aumentar el riesgo de caerte.
  • Hacer más difícil digerir la comida.
  • Dificultar la respiración.

 

¿Cómo puedes mejorar la postura en general y caminar erguido?

  • Ten en cuenta tu postura durante las actividades diarias, como mirar televisión, lavar los platos o caminar. Procura caminar erguido.
  • Manténte activo. Cualquier tipo de ejercicio puede ayudar a mejorar tu postura, pero ciertos tipos de ejercicios pueden ser especialmente útiles. Por ejemplo, yoga, tai chi y otros tipos que se centran en la conciencia del cuerpo. También es una buena idea hacer ejercicios que fortalezcan los músculos alrededor de la espalda, el abdomen y la pelvis.
  • Mantén un peso saludable. El peso extra puede debilitar los músculos abdominales, causar problemas de la pelvis y la columna vertebral y contribuir al dolor lumbar (espalda baja). Todo esto puede dañar tu postura
  • Usa zapatos cómodos de tacón bajo. Los tacones altos pueden afectar el equilibrio y obligarte a caminar de manera diferente. Esto puede aumentar la presión sobre los músculos y dañar tu postura
  • Asegúrate de que las superficies de trabajo estén a una altura cómoda para ti, ya sea al estar sentado frente a una computadora, preparando la cena o comiendo.

(Ref.medlineplus.org)

p

El artículo apareció publicado en brightonlfc.com. En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos de la lengua en España.

Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no siempre sea de la del protagonista, puede ser de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Posts recientes

Cómo tratar el TDAH

Cómo tratar el TDAH

Mi eterna pregunta era cómo tratar el tdah de mi hijo. Y la quiropráctica me dió la solución con unos resultados increibles en un corto espacio de tiempo Mi nombre es Molly y he sido paciente de un quiropráctico durante aproximadamente dos o tres meses. Inicialmente...

Quiropráctica de artistas de rock

Quiropráctica de artistas de rock

Trabajar con  artistas de rock me ha hecho experimentar literalmente la columna vertebral de lo que constituye un espectáculo (la iluminación, el montaje y el trabajo físico necesario para una gira de ese tamaño) me impresionó.   Una carrera en el cuidado de la...

¡Mantente en contacto!