El dolor de cabeza no me dejaba vivir

dolor-de-cabeza
Durante varios meses, sufrí dolor de cabeza crónico. Prácticamente cada día, me levantaba con un dolor moderado en las sienes y detrás de los ojos.…

Durante varios meses, sufrí dolor de cabeza crónico. Prácticamente cada día, me levantaba con un dolor moderado en las sienes y detrás de los ojos. Una o dos veces por semana, el dolor se intensificaba y el dolor de cabeza se convirtió en una migraña.

El dolor de cabeza

Comencé a aliviar el dolor momentáneamente con un medicamento para la migraña. Me hacía efecto en el acto, pero al día siguiente, el dolor volvía. Advil, Tylenol y compañía no fueron en absoluto efectivos.

Conocí a un médico de familia, que me recetó un medicamento que tenía que tomar todas las noches para prevenir el dolor crónico. Lo vi dos veces más, y me duplicó la dosis, ya que tenía tanto dolor como al principio. Tuve que volver a verlo para aumentar la dosis de nuevo. Y fue en este punto, cuando me encontré con la clínica quiropráctica. Tras la evaluación inicial, me dijeron que muchas personas sufren de dolor de cabeza debido a su mala postura: trabajan en el ordenador, avanzan hacia la pantalla, doblan el cuello para leer documentos. Me quedé impresionada, había descrito a la perfección mi forma de trabajar.

La quiropráctica me salvó

Hice la evaluación completa ya que no tenía nada que perder (todavía era escéptica sobre la atención quiropráctica). Las radiografías mostraron que mi cuello estaba demasiado adelantado. Esto causa una tensión intensa en los músculos del cuello, que tienen que trabajar mucho para mantener la cabeza en esta posición. ¡Qué alivio poder finalmente entender las causas de mi dolor! No se trataba solo de tratar los síntomas, sino de encontrar la fuente del dolor y solucionar el problema en la base.

Desde los primeros tratamientos quiroprácticos, el dolor de cabeza desapareció. También noté una disminución en la tensión muscular en el cuello y la parte superior de la espalda. Podía trabajar todo el día sentada en mi silla con la espalda recta, algo que antes no podía hacer. Ahora continúo haciendo ejercicios de mantenimiento todos los días porque mi recuperación aún no ha terminado, aunque los síntomas hayan desaparecido. Mi objetivo ahora es mantenerme saludable actuando en la prevención del dolor. ¡Gracias!

El artículo apareció publicado en laviechiropratique.com
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.


Si a tus dolores de cabeza les preceden molestias en las cervicales no basta un simple analgésico para atajarlos. Cuidar tu cuello es un paso obligado para combatirlos definitivamente. Ref. www.sabervivirtv.com

Posts recientes

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

El fosfenismo es un método creado por el Dr. Francis Lefebure - médico especializado en Neurología y Psiquiatría Infantil- que aprovecha la acción dinamizadora de la luz para mejorar la comunicación entre los dos hemisferios e incrementar las capacidades cerebrales en...

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Después de muchas visitas a diferentes otorrinolaringologos, me diagnosticaron síndrome de Ménière. La única solución parecía ser la operación quirúrgica... hasta que me topé con la quiropráctica.   Mi historia La verdad es que hacía mucho tiempo que pensaba en probar...

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Soy María del Carmen D.M y voy a exponer mi experiencia con la quiropráctica, por si a alguien pudiera serle de utilidad, o cuando menos dejar constancia. Poco después de cumplir los 40 años comencé a padecer osteoporosis. Ahí  empezaron los tratamientos con los...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantente en contacto!