Mi columna vertebral se aplastó haciendo un Castellers

columna-vertebral
Mi marido, mis niños y yo, solíamos pertenecer a un grupo de castellers. Todos éramos ávidos castellers. Probablemente suene extraño, que una familia extranjera se…

Mi marido, mis niños y yo, solíamos pertenecer a un grupo de castellers. Todos éramos ávidos castellers. Probablemente suene extraño, que una familia extranjera se involucre con los castellers, pero nos encantaba.
Si no lo sabes, los grupos de Castellers son populares en Cataluña y en algunas otras zonas de España. Dichos grupos construyen torres humanas como forma de entretenimiento en las fiestas locales.  Es un pasatiempo divertido, pero requiere mucha preparación. Los miembros del grupo tienen posiciones específicas en la torre. En nuestro grupo yo tenía la posición de cruza. Mi trabajo era estar de pie en la base del castillo, con mi hombro metido en la axila de uno de los hombres que sostenían el castillo. Después teníamos a otras personas, presionando sobre nosotros para mantenernos erguidos, mientras el castillo se hacía más y más alto. Lo hice durante 3 años, tomando parte en docenas de actuaciones.

El accidente

Durante mi última actuación,  el castillo subió como siempre por encima de nuestras cabezas.  Con cada grupo de gente que trepaba, la presión sobre mis hombros aumentaba más y más.  Por desgracia, el castillo no estaba bien equilibrado y en un momento dado se balanceó violentamente, obligándome a mí, que estaba en su base,  a sostenerme sobre un solo pie. La gente que estaba por encima de nosotros recuperó el equilibrio, y el castillo continuó creciendo sobre nosotros. Debido a la multitud de gente que nos rodeaba, no pude apoyar mi pie en el suelo, de modo que sostuve el peso del Castillo sólo con una mitad de mi cuerpo.  Al estar erguida sobre un solo pie con el peso de 15 personas por encima de mí, sentí que algo se movía en mi columna vertebral y después experimenté un dolor como no lo había sentido nunca.

El diagnóstico de mi columna vertebral

Me llevaron a la unidad de emergencias del hospital local. Allí, el traumatólogo quería operar inmediatamente debido a la urgencia del caso. Me dijo que tenía un disco herniado,  y que había reventado totalmente el disco de la L5; me había aplastado la columna vertebral¹. Tenía un dolor terrible y la pierna derecha completamente insensibilizada. A pesar del dolor y la insistencia del médico, me resistía a la operación. En primer lugar, me daban mucho miedo las intervenciones. Y en segundo lugar, a estas alturas, llevaba ya mucho tiempo siendo paciente quiropráctico. Tenía confianza en que podría superar, incluso un caso tan grave, sin operación. Así como todas las complicaciones que podían derivarse de esta decisión.
Y tenía razón. No estoy diciendo que fuera fácil. El camino de recuperación de mi columna vertebral fue largo, pero al final, gracias a mi querido quiropráctico, he conseguido una recuperación completa.
Lynn Mcavenia.

El artículo apareció publicado en el libro Más Años en su Vida y Más Vida en sus Años.

En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.

Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados. 

Son las fracturas de las vértebras, que son los huesos de la columna vertebral.
*Ref. medlineplus.gov

Posts recientes

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

El fosfenismo es un método creado por el Dr. Francis Lefebure - médico especializado en Neurología y Psiquiatría Infantil- que aprovecha la acción dinamizadora de la luz para mejorar la comunicación entre los dos hemisferios e incrementar las capacidades cerebrales en...

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Después de muchas visitas a diferentes otorrinolaringologos, me diagnosticaron síndrome de Ménière. La única solución parecía ser la operación quirúrgica... hasta que me topé con la quiropráctica.   Mi historia La verdad es que hacía mucho tiempo que pensaba en probar...

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Soy María del Carmen D.M y voy a exponer mi experiencia con la quiropráctica, por si a alguien pudiera serle de utilidad, o cuando menos dejar constancia. Poco después de cumplir los 40 años comencé a padecer osteoporosis. Ahí  empezaron los tratamientos con los...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantente en contacto!