El vertigo me tenía anulada y me volví muy insegura

Me llamo Pilar, y me operaron de los dos oídos en 1987. El oído derecho me funcionaba muy bien, pero el oído izquierdo se me…

Me llamo Pilar, y me operaron de los dos oídos en 1987. El oído derecho me funcionaba muy bien, pero el oído izquierdo se me volvió a bloquear.  Empecé a tener vertigo, y cada vez perdía más audición.  Cuando decidí acudir a un quiropráctico, había pasado dos meses de verano con 12 crisis de vértigo.  
Estaba en cama sin poderme mover, y el vértigo me anuló completamente. Tenía miedo de todo: de quedarme sola y de salir a la calle. Tenía una inseguridad horrorosa.  

Tomaba 20 pastillas diarias

Esa inseguridad se trasladó también al plano psicológico, y terminé por no atreverme ni a decir lo que pensaba.  El otorrino me hacía pruebas y más pruebas. Cada vez me aumentaba más y más la medicación. Fui al neurólogo y también me dio más pastillas.  
Cuando llegué al quiropráctico, hace ahora casi 6 años, estaba tomando 20 pastillas diarias.  Me tenían que acompañar a la consulta, estaba fatal y me mareaba con sólo echarme en la camilla. Cuando veía que la gente se levantaba sola de la camilla, siempre pensaba que ese momento no llegaría para mí.

El vertigo desapareció

A medida que avanzaba el tratamiento quiropráctico se me iba quitando el miedo y la angustia. Y pude suprimir muchos de los medicamentos. Mi cara de sufrimiento se fue transformando en una cara alegre. Y por supuesto mi vertigo desapareció.  
En mi última revisión médica me han hecho radiografías de la columna, y me han dicho que es imposible que no tenga dolor. Pero mi última densitometría ha salido mejor que la de hace 7 años.  
Ahora estoy muy contenta, todo me hace ilusión: salir cenar… Tengo incluso más coraje que antes. Estoy contentísima con los ajustes, y ya he remitido a muchos amigos y familiares al quiropráctico.
Pilar O. 

El artículo apareció publicado en el libro Más Años en su Vida y Más Vida en sus Años.
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

El vértigo es una sensación de movimiento o giros que a menudo se describe como mareo. El vértigo no es lo mismo que sentirse aturdido. Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.
Ref. Medlineplus.gov

Posts recientes

Mi hijo pudo seguir con el deporte de élite a pesar del asma

Mi hijo pudo seguir con el deporte de élite a pesar del asma

Mi hijo Rhys tiene 13 años y es deportista de élite. Entrena y compite de cuatro a seis días a la semana y viaja regularmente a nivel nacional para las competiciones. Mi marido y yo le hemos enseñado que si cuida su cuerpo le servirá bien durante toda su vida. Cuando...

El dolor de cuello y hombros me impedía dormir

El dolor de cuello y hombros me impedía dormir

He sido asistente dental durante nueve años, y la tensión que se fue acumulando en mi cuello, hombros y espalda llegó a hacerse insufrible hasta que descubrí la quiropráctica, que me devolvió la vida. La quiropráctica de Stanford ha hecho maravillas en mi vida. Mi...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantente en contacto!