En mi segundo embarazo apenas tuve síntomas

}
07 - 13 - 18
Contenidos mostrar 1 El primer embarazo lo sufrí mucho 2 En el segundo embarazo no tuve apenas síntomas Me llamo Montse y tengo 39 años.…

Me llamo Montse y tengo 39 años. He tenido dos embarazos, el primero horrible, pero el segundo embarazo fue maravilloso gracias a la quiropráctica.

El primer embarazo lo sufrí mucho

Los partos no han tenido nada que ver el uno con el otro. El primer embarazo fue antes de conocer la quiropráctica y lo llevé fatal: cogí azúcar desde el primer trimestre y tuve que hacer una dieta severa. Tuve lumbalgia y ciatica.  Sólo engorde 1 kg durante todo el embarazo, el parto fue inducido, sacaron a la niña con fórceps y cuando nació peso 3600 kg. El parto duró más o menos 12 horas y me pusieron la epidural. La recuperación también fue un desastre. Y además tuve depresión post parto.
Pero un buen día, descubrí la quiropráctica a través de la vecina de mi madre, Pepita, que le explicó que a ella le había cambiado la vida. Sin saber que también cambiaría la mía.

En el segundo embarazo no tuve apenas síntomas

El segundo embarazo fue muy diferente. Ya empecé a ajustarme durante los primeros meses y lo llevé de maravilla. Pasé todo el embarazo sin problemas de azúcar. Y durante el parto sólo noté unos pequeños pinchazos que me señalaban las contracciones, y en una hora ya había dado a luz y sin epidural.  La recuperación del embarazo también ha sido perfecta, nada que ver con la otra, y por supuesto sin ninguna depresión.
Espero animar a muchas embarazadas y muchas madres a ir al quiropráctico y a llevar también a sus hijos. Esto no sabes lo que es hasta que lo pruebas.
Montse

El artículo apareció publicado en el libro Más Años en su Vida y Más Vida en sus Años.
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Gestar un bebé es un trabajo arduo. El cuerpo pasa por muchos cambios a medida que el bebé crece y las hormonas cambian. Junto con los dolores y molestias del embarazo, usted sentirá otros síntomas nuevos o cambiantes.
Ref. medlineplus.gov

Posts recientes

Conmoción cerebral: ¿Puede ayudar la quiropráctica?

Conmoción cerebral: ¿Puede ayudar la quiropráctica?

Este testimonio es para ayudar a personas que se encuentren en una situación como la mía. Así que si tienes una conmoción cerebral o te diagnostican con el síndrome post conmoción cerebral ve a un quiropráctico, a un buen quiropráctico, porque no todos son iguales. Mi...

El TDAH de mi hijo mejoró mucho con la quiropráctica

El TDAH de mi hijo mejoró mucho con la quiropráctica

A mi hijo le diagnosticaron TDAH y tras recibir tratamiento quiropráctico durante tan sólo dos meses los resultados saltan a la vista y son asombrosos. Mi nombre es Molly, y he sido paciente de un quiropráctico, la Dra. Melissa durante aproximadamente 2 o 3 meses en...

Quiropráctica para bebés

Quiropráctica para bebés

Pedí ayuda a un quiropráctico con la capacidad de salvar a mi bebé que no respiraba tras el parto. Suavemente, con manos tan largas como el cuerpo de mi hijo, le hizo un ajuste, Bam!, con intensidad y acierto. Y la vida y el aire llenaron sus pulmones. Y durante la...

¡Mantente en contacto!