En mi segundo embarazo apenas tuve síntomas

Me llamo Montse y tengo 39 años. He tenido dos embarazos, el primero horrible, pero el segundo embarazo fue maravilloso gracias a la quiropráctica. El…

Me llamo Montse y tengo 39 años. He tenido dos embarazos, el primero horrible, pero el segundo embarazo fue maravilloso gracias a la quiropráctica.

El primer embarazo lo sufrí mucho

Los partos no han tenido nada que ver el uno con el otro. El primer embarazo fue antes de conocer la quiropráctica y lo llevé fatal: cogí azúcar desde el primer trimestre y tuve que hacer una dieta severa. Tuve lumbalgia y ciatica.  Sólo engorde 1 kg durante todo el embarazo, el parto fue inducido, sacaron a la niña con fórceps y cuando nació peso 3600 kg. El parto duró más o menos 12 horas y me pusieron la epidural. La recuperación también fue un desastre. Y además tuve depresión post parto.
Pero un buen día, descubrí la quiropráctica a través de la vecina de mi madre, Pepita, que le explicó que a ella le había cambiado la vida. Sin saber que también cambiaría la mía.

En el segundo embarazo no tuve apenas síntomas

El segundo embarazo fue muy diferente. Ya empecé a ajustarme durante los primeros meses y lo llevé de maravilla. Pasé todo el embarazo sin problemas de azúcar. Y durante el parto sólo noté unos pequeños pinchazos que me señalaban las contracciones, y en una hora ya había dado a luz y sin epidural.  La recuperación del embarazo también ha sido perfecta, nada que ver con la otra, y por supuesto sin ninguna depresión.
Espero animar a muchas embarazadas y muchas madres a ir al quiropráctico y a llevar también a sus hijos. Esto no sabes lo que es hasta que lo pruebas.
Montse

El artículo apareció publicado en el libro Más Años en su Vida y Más Vida en sus Años.
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Gestar un bebé es un trabajo arduo. El cuerpo pasa por muchos cambios a medida que el bebé crece y las hormonas cambian. Junto con los dolores y molestias del embarazo, usted sentirá otros síntomas nuevos o cambiantes.
Ref. medlineplus.gov

Posts recientes

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

El fosfenismo es un método creado por el Dr. Francis Lefebure - médico especializado en Neurología y Psiquiatría Infantil- que aprovecha la acción dinamizadora de la luz para mejorar la comunicación entre los dos hemisferios e incrementar las capacidades cerebrales en...

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Después de muchas visitas a diferentes otorrinolaringologos, me diagnosticaron síndrome de Ménière. La única solución parecía ser la operación quirúrgica... hasta que me topé con la quiropráctica.   Mi historia La verdad es que hacía mucho tiempo que pensaba en probar...

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Soy María del Carmen D.M y voy a exponer mi experiencia con la quiropráctica, por si a alguien pudiera serle de utilidad, o cuando menos dejar constancia. Poco después de cumplir los 40 años comencé a padecer osteoporosis. Ahí  empezaron los tratamientos con los...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantente en contacto!