Lupus eritematoso sistémico: me pasaba los días llorando

Me llamo Charo, tengo 29 años y padezco desde hace 10 de lupus eritematoso sistémico.  Además de fuertes dolores lumbares y de espalda debido a unas hernias discales y a una lumbalgia crónica.

¿Qué es el Lupus?

El lupus es una enfermedad crónica autoinmune que ataca a diferentes órganos y tejidos provocando daño e inflamación. Y al ser autoinmune no tiene cura, sólo tratamiento farmacológico.
Me pasaba los días llorando, sin salir de casa y sobre todo sin esperanza alguna de recuperación. El lupus me producía mucho cansancio y dolores horribles en las articulaciones. Llegué a tener tal frustración que pensaba que nada valía la pena. Alguien cercano a mí ámbito laboral me vio destrozada un día y me recomendó ir a un Centro Quiropráctico.
Aunque llegue a la consulta sin ningún tipo de motivación, acudí y no me arrepiento en absoluto. Me estaba negando a mí misma la posibilidad de tener un futuro mejor y eso me hacía vivir un infierno permanente.

Mi encuentro con la quiropráctica

Los quiroprácticos fueron muy amables. Sentí que por primera vez alguien entendía mi dolor y como me sentía por ello. Poco a poco los síntomas del lupus han ido mejorando mucho. Ahora miro hacia atrás en el tiempo y me sorprendo de todas las cosas que antes no podía hacer: no podía andar bien, no podía dormir ni sentarme correctamente, necesitaba ayuda para hacer las tareas del hogar e incluso para ducharme, y así una larga lista de cosas que hacemos habitualmente.
Además de notar cambios positivos en mi salud física, también los noté en mi salud psíquica. He cambiado mi forma de pensar, lo que me ayuda a ser más positiva. En definitiva, he llegado a aceptar que mi recuperación es cuestión de tiempo. La esperanza es una virtud que todos podemos aprender y con ella todo es más fácil de superar.

El tratamiento continuado fue fundamental

Además, la experiencia del sufrimiento con el lupus, me ha dado la fortaleza interna necesaria para superar cuántos obstáculos se interpongan en mi vida. Gracias a la quiropráctica, hoy soy una persona nueva.
He aceptado que se trata de un reto de superación, y que si en cinco o seis meses de ajustes quiroprácticos he recuperado la postura erguida del ser humano, ¿Que no podré conseguir en otros 6 meses?  Ahora estoy muy ilusionada pensando hasta donde voy a poder llegar con los ajustes realizados de forma regular.

Aceptar mi enfermedad supuso un paso importante

No quiero dejar de señalar, que el primer paso que di para superar la enfermedad y conseguir una mejora que me devolviera una calidad óptima de vida fue la de aceptar la situación a la que me enfrentaba y a la que todavía me enfrento. Aceptar no quiere decir que me conforme con lo que me ha tocado vivir,  sino luchar siempre por mantenerme en las mejores condiciones.
Si me hubiera conformado hace 6 meses hoy no estaría haciendo las cosas que me gustan,  tampoco sería feliz y mis pensamientos negativos no hubieran cambiado. Así que he aceptado el compromiso de cuidarme siempre con los ajustes quiroprácticos y voy a ser fiel a ese mantenimiento porque la primera beneficiada soy yo.
Charo

El artículo apareció publicado en el libro Más años en su vida, Más vida en sus años.
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

El lupus es una enfermedad autoinmune, es decir, el propio sistema inmunitario ataca las células y tejidos sanos por error. Esto puede dañar muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro.
Hay varios tipos de lupus:

  • Eritematoso sistémico: Es el más común. Puede ser leve o grave, y puede afectar a muchas partes del cuerpo
  • Lupus discoide: Provoca una erupción en la piel que no desaparece
  • El lupus cutáneo subagudo: Provoca ampollas después de estar al sol
  • El inducido por medicamentos: Es causado por ciertas medicinas. Por lo general, desaparece cuando se deja de tomar el medicamento
  • Lupus neonatal: No es común y afecta a los recién nacidos. Es probable que sea causado por ciertos anticuerpos de la madre

Ref.medlineplus.gov

Posts recientes

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

Activación Glándula Pineal Con Fosfenos del Dr. Lefebure Methods

El fosfenismo es un método creado por el Dr. Francis Lefebure - médico especializado en Neurología y Psiquiatría Infantil- que aprovecha la acción dinamizadora de la luz para mejorar la comunicación entre los dos hemisferios e incrementar las capacidades cerebrales en...

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Los síntomas del síndrome de Ménière mejoraron

Después de muchas visitas a diferentes otorrinolaringologos, me diagnosticaron síndrome de Ménière. La única solución parecía ser la operación quirúrgica... hasta que me topé con la quiropráctica.   Mi historia La verdad es que hacía mucho tiempo que pensaba en probar...

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Mi osteoporosis desapareció gracias a la quiropráctica

Soy María del Carmen D.M y voy a exponer mi experiencia con la quiropráctica, por si a alguien pudiera serle de utilidad, o cuando menos dejar constancia. Poco después de cumplir los 40 años comencé a padecer osteoporosis. Ahí  empezaron los tratamientos con los...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Mantente en contacto!