Fibromialgia: mis problemas se están resolviendo

fibromialgia
Contenidos mostrar 1 Consecuencias de la fibromialgia 2 La quiropráctica me ayudó 3 Los dolores de la fibromialgia remitieron en un 75% Con 46 años…

Con 46 años me diagnosticaron fibromialgia. Así que llegué a la consulta quiropráctica, con muchos dolores por todo el cuerpo.  

Consecuencias de la fibromialgia

La fibromialgia me la diagnosticaron en la madurez, pero sus consecuencias las padecí desde niña. Desde los 8 años había sufrido migrañas que ningún médico me había podido curar: ni homeópatas, ni acupuntores, ni osteópatas, ni neurólogos. Aparte de la migraña, presentaba dolores cervicales, musculares, lumbares y articulares. Y como colofón también tenía quistes en los ovarios, por lo que cada 3 meses tenía que hacerme revisiones ginecológicas, en las que siempre me decían que los quistes crecían en número y en tamaño. Así que llegó un momento en el que me aconsejaron operar.
A todas estas dolencias, se unió después un quiste en la cuerda vocal y una hernia de hiato que igualmente tenían que ser operadas. Pese a tener un día y hora para ingresar a finales de octubre, concretamente el día 25, lo primero que me dijo el quiropráctico al verme fue que no me operara antes de saber si él podía ayudarme.

La quiropráctica me ayudó

Cómo ya había tenido un sangrado digestivo, decidí hacerle caso al quiropráctico y no operarme. Cuando comencé los ajustes quiroprácticos la migraña progresivamente empezó a remitir, hasta tal punto, que ya no condiciona mi vida. Y el quiste en la cuerda vocal dejó de dolerme y de provocarme afonías permanentes.
Durante todo el mes de diciembre tenía pérdidas diarias y no entendía a qué eran debidas.  Así que se lo comenté al quiropráctico y me dijo que eran normales que los ovarios se estaban limpiando. A todo esto, el 3 de enero, me tocaba una de las revisiones periódicas a las que solía asistir en el Hospital General de Catalunya, y al ver la ecografía, me dijeron que estaba limpia, que los quistes habían desaparecido.  Me quedé perpleja, ¡no me lo podía creer! Actualmente, tengo que decir que casi no tomo ningún medicamento.

Los dolores de la fibromialgia remitieron en un 75%

Los dolores de la fibromialgia, así como los pinzamientos lumbares han mejorado en un 75%, pese a que aún sufro brotes de dolor intenso. Pero cuando tengo tanto dolor, lo soluciono yendo al quiropráctico más a menudo.  Llegué al quiropráctico después de haberlo probado todo. Después de haber ido a muchos médicos y especialistas y de haber gastado mucho dinero y tiempo. Pero sólo la quiropráctica me ha devuelto la energía para salir del pozo en el que estaba metida, al verme superada por el dolor que me provocaba la fibromialgia y que me estaba consumiendo día a día. Hoy, sólo tengo palabras de agradecimiento. Gracias.

El artículo apareció publicado en el libro Más años en su vida, Más vida en sus años.
En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos del español.
Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

La palabra fibromialgia (FM) significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones). La fibromialgia se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos). Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular.
La fibromialgia es frecuente, la padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante). Ref. inforeuma.com

Posts recientes

Cómo tratar el TDAH

Cómo tratar el TDAH

Mi eterna pregunta era cómo tratar el tdah de mi hijo. Y la quiropráctica me dió la solución con unos resultados increibles en un corto espacio de tiempo Mi nombre es Molly y he sido paciente de un quiropráctico durante aproximadamente dos o tres meses. Inicialmente...

¡Mantente en contacto!