Mi hijo pudo seguir con el deporte de élite a pesar del asma

Mi hijo Rhys tiene 13 años y es deportista de élite. Entrena y compite de cuatro a seis días a la semana y viaja regularmente a nivel nacional para las competiciones.

Mi marido y yo le hemos enseñado que si cuida su cuerpo le servirá bien durante toda su vida. Cuando desarrolló problemas respiratorios y dolores de cabeza crónicos, lo llevé a nuestro pediatra en busca de ayuda. Nos dijeron que tenía asma inducida por el ejercicio y alergias provocadas por el medio ambiente. El pediatra le recetó medicación preventiva y un inhalador para usar durante los entrenamientos y partidos.

Rhys era disciplinado a la hora de tomar su medicación porque quería sentirse mejor y competir con su máximo potencial. Y la medicación ayudó, pero solo hasta cierto punto. Su asma definitivamente estaba afectando su rendimiento, ya que las exigencias atléticas eran cada vez mayores y se sentía sin fuerzas debido a los dolores de cabeza crónicos. Justo en ese momento se estaba preparando para irse a un campo de entrenamiento nacional, pero no me sentía cómoda enviándolo solo en esas condiciones físicas. Como a cualquier madre esta situación me rompía el corazón.

Así que compartí mi preocupación con otra madre del equipo que me sugirió que lo llevara al Dr. Carr, un quiropráctico. Estaba dispuesta a intentar cualquier cosa para aliviar los dolores de cabeza de mi hijo y ayudarlo a encontrar el camino de regreso al nivel de condición física que había alcanzado con anterioridad.

Lo llevé al quiropráctico y después de algunos ajustes manuales, sus dolores de cabeza desaparecieron casi por completo. Además, desapareció también la necesidad de usar su inhalador con tanta frecuencia durante los entrenamientos y competiciones. Pude así ver la diferencia que había entre el antes y el después de la quiropráctica. Actualmente, sus problemas respiratorios ya no afectan su rendimiento deportivo y es un joven mucho más feliz, sin dolores de cabeza.

El Dr. Carr cambió la vida de mis hijos. ¡No puedo agradecérselo suficientemente!

Parise

El asma es una enfermedad crónica que provoca que las vías respiratorias de los pulmones se hinchen y se estrechen. Esto hace que se presente dificultad para respirar como sibilancias, falta de aliento, opresión en el pecho y tos. (Ref. Medlineplus)

p

El artículo apareció publicado en stanfordchiropractic.com. En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos de la lengua en España.

Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Posts recientes

Desaparecieron mis ataques de asma

Desaparecieron mis ataques de asma

Fui al quiropráctico por una lesión en el hombro y para mi sorpresa desapareció, no sólo el dolor del hombro, sino los ataques de asma. He sido asmático desde la infancia. Siempre he lidiado con el hecho de que un par de veces al año tenía una reacción alérgica al...

El estres del cuidador

El estres del cuidador

En agosto de 2004 se hizo necesario que me dedicara a cuidar a tiempo completo de mi marido. Más tarde, en octubre de 2005, me convertí también en la cuidadora de mi madre a tiempo parcial. Y sin darme cuenta ese "rol" de cuidadora terminó afectando mi propia salud y...

Entumecimiento de piernas

Entumecimiento de piernas

Tenía entumecimiento en varias partes de mis extremidades, un dolor crónico en la pierna izquierda y siempre me sentía muy cansada Mi nombre es Maggie y tengo 52 años. Después de cumplir los cincuenta, decidí que necesitaba hacer una vida más activa, así que comencé a...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published.

¡Mantente en contacto!