El dolor de cuello y hombros me impedía dormir

He sido asistente dental durante nueve años, y el dolor de cuello y la tensión que se fue acumulando también en hombros y espalda llegó a hacerse insufrible hasta que descubrí la quiropráctica, que me devolvió la vida.

La quiropráctica de Stanford ha hecho maravillas en mi vida. Mi esposo estaba cansado de verme sufrir. Y un buen día me contó que había escuchado cosas realmente buenas sobre un quiropráctico, el Dr. Gavin Carr, por lo que quería que me vieran. El hecho de que mi esposo me llevara a ver al quiropráctico ha sido una gran bendición para toda mi familia.

 

Antes de la quiropráctica

He sido asistente dental durante nueve años y he trabajado en odontología pediátrica durante los últimos siete años. Amo mi trabajo, pero tener que mirar bocas pequeñas todo el día, realmente ha puesto mucha tensión en mi cuello, hombros y espalda. Mi salud se fue deteriorando lentamente. Todo mi cuerpo sufría, todos los días; Sufría dolor de cuello, espalda, hombros y rodillas. ¡Fue muy frustrante! Y seguía pensando: «¿Cómo se supone que voy a vivir en este cuerpo por el resto de mi vida si estoy viviendo con un dolor constante?» Antes de ver al Dr. Carr, había dejado de participar en actividades que me encantaban como correr, clases de zumba e ir al gimnasio. Incluso hacer cosas normales como bañar a mis hijas o dormir, se había vuelto doloroso.

 

 

Después de la quiropráctica

Un mes después de ver al Dr. Carr, noté grandes cambios en mi cuerpo. Dormía como un bebé y tenía energía para hacer ejercicio todas las noches después de un largo día de trabajo. Incluso poner a dormir a mis niñas ya no era una tarea dolorosa. Después de dos meses, y sin correr durante años debido al dolor constante de rodilla, ¡corrí 5K! Mi dolor de cuello y hombros ya no es un problema. Me encanta ver al Dr. Carr por las mañanas antes de irme a trabajar. Me prepara para mi día. La oficina tiene una energía positiva que se me contagia. Amo al quiropráctico y su personal; ¡Me ha devuelto la vida!

Stephanie

El dolor de cuello o cervical puede ser el resultado de anomalías en las partes blandas, músculos, ligamentos, discos y nervios, así como en las vértebras y sus articulaciones. La causa más común de dolor cervical son las lesiones de las partes blandas, debidas a traumatismos o deterioro progresivo. (ref. cun.es)

p

El artículo apareció publicado en stanfordchiropractic.com. En algunos casos se ha variado un poco la redacción para ajustarla a los usos de la lengua en España.

Todas las historias publicadas aquí son reales, aunque la imagen no es la del protagonista, es de archivo. Asimismo, se reflejan los datos personales tal y como aparecieron publicados.

Posts recientes

Conmoción cerebral: ¿Puede ayudar la quiropráctica?

Conmoción cerebral: ¿Puede ayudar la quiropráctica?

Este testimonio es para ayudar a personas que se encuentren en una situación como la mía. Así que si tienes una conmoción cerebral o te diagnostican con el síndrome post conmoción cerebral ve a un quiropráctico, a un buen quiropráctico, porque no todos son iguales. Mi...

El TDAH de mi hijo mejoró mucho con la quiropráctica

El TDAH de mi hijo mejoró mucho con la quiropráctica

A mi hijo le diagnosticaron TDAH y tras recibir tratamiento quiropráctico durante tan sólo dos meses los resultados saltan a la vista y son asombrosos. Mi nombre es Molly, y he sido paciente de un quiropráctico, la Dra. Melissa durante aproximadamente 2 o 3 meses en...

¡Mantente en contacto!