La quiropráctica me ayudó a reducir el dolor y la frecuencia de las migrañas

}
11 - 30 - 21
Los cuidados quiroprácticos me ayudaron a reducir el dolor y la frecuencia de las migrañas, que padezco en los momentos más inoportunos, cuando me dispongo…

Desde hace años padezco frecuentes e insoportables migrañas. Como sucede con frecuencia, tienden a ser especialmente inoportunas y se presentaban cuando me dispongo a desarrollar algún plan que realmente me apetece (cena, excursión, viaje…). La quiropráctica me ha ayudado a mitigar el dolor y reducir su frecuencia.

Sufro migrañas en los momentos más inoportunos

Había quedado con unos amigos para ir al monte, una actividad que me apasiona, pero, por motivos que ignoro, la idea no parecía agradar a mi cerebro, ya que me desperté con migraña ese mismo día y tuve que cancelar mis planes. Lo hice porque en otras ocasiones, me he armado de valor, no he comentado nada, ni he cancelado y me he puesto en marcha, pero siempre al final la migraña gana la batalla y tengo que hacer volver todos a casa, compadecidos de la pobre excursionista, sometida a la tortura del dolor y los vómitos y, por si no fuera bastante, a la vergüenza de haber estropeado los planes del grupo otra vez.

Como podéis comprobar así no hay manera de hacer planes nunca, no sólo porque no quiero causar más inconveniencias a mis acompañantes, sino porque el dolor siempre me alcanza y no puedo evitarlo.

Sin embargo, desde que empecé a plantar cara a mi cerebro, comprender la situación y someterme a los cuidados quiroprácticos los dolores son cada vez menos frecuentes e incluso menos fuertes y ya puedo hacer más frecuentemente las actividades que me gustan, sin temor a que me dé una migraña o chafar los planes a nadie.

Migrañas y el cuidado de las cervicales superiores

Existen estudios que correlacionan el dolor de cabeza y las migrañas con algunos dolores o molestias en la espalda. El 40% de los pacientes que sufren este tipo de dolor, tras recibir el adecuado cuidado quiropráctico, eliminan por completo los dolores de cabeza y casi el 60% la frecuencia de los mismos.

A veces, una desalineación en la parte superior de la columna cervical, es decir el cuello, puede afectar al funcionamiento del tallo cerebral y causar migrañas. Esto se puede producir debido a un accidente de tráfico, haciendo deporte, lesiones laborales, por estrés, una mala caída o incluso algún  traumas en el nacimiento.

Gracias a la quiropráctica las migrañas causadas por este tipo de problemas se pueden solucionar. Primero se analiza el problema mediante las últimas tecnologías y después mediante las técnicas quiroprácticas adecuadas en cada caso, corregir las desalineaciones de la columna y restaurar la función normal del tallo cerebral o sistema nervioso. De esta manera, en vez de tratar los síntomas se busca una solución para elimnar o mitigar la causa.

Los resultados han sido tan positivos, que la mayoría de las personas no sólo reducen la frecuencia de las mismas, sino su intensidad y en algunos casos incluso una permanente solución.

p

Fuente: Migraña. Una pesadilla cerebral
de Arturo Goicoechea Uriarte.

Foto de Liza Summer en Pexels

Posts recientes

Quiropráctica para bebés

Quiropráctica para bebés

Pedí ayuda a un quiropráctico con la capacidad de salvar a mi bebé que no respiraba tras el parto. Suavemente, con manos tan largas como el cuerpo de mi hijo, le hizo un ajuste, Bam!, con intensidad y acierto. Y la vida y el aire llenaron sus pulmones. Y durante la...

Desaparecieron mis ataques de asma

Desaparecieron mis ataques de asma

Fui al quiropráctico por una lesión en el hombro y para mi sorpresa desapareció, no sólo el dolor del hombro, sino los ataques de asma. He sido asmático desde la infancia. Siempre he lidiado con el hecho de que un par de veces al año tenía una reacción alérgica al...

El estres del cuidador

El estres del cuidador

En agosto de 2004 se hizo necesario que me dedicara a cuidar a tiempo completo de mi marido. Más tarde, en octubre de 2005, me convertí también en la cuidadora de mi madre a tiempo parcial. Y sin darme cuenta ese "rol" de cuidadora terminó afectando mi propia salud y...

COMPARTE TUS

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Mantente en contacto!